martes, 22 de septiembre de 2015

HISTORIA XVIII

EL TEATRO EN EL SIGLO XX (y II)

Una de las corrientes más destacadas en el mundo teatral del siglo XX es la que corresponde al El teatro épico de Bertold Brecht: Brecht entiende que el teatro debe ser consecuente con el momento histórico que uno vive; por esa razón su teatro debe ser racional, científico, preciso y objetivo. 

En el contenido de las obras de Bertold Brecht destacan una serie de elementos temáticos, como son:
 -- La sociedad y la vida se van a definir por una lucha constante, lucha que, en última instancia, se producirá entre el bien y el mal.

-- El mundo siempre aparecerá dominado por la explotación de los más débiles y por el dinero.

-- Los protagonistas de sus obras no son héroes sino seres contradictorios  o, incluso, negativos.

-- Introduce lo que el llama el “método del distanciamiento”, según el cual el público nunca debe involucrarse con la acción sino que ha de mantener su capacidad de reflexión y crítica ante lo que está viendo. Para ello utiliza recursos como:
  • Exageración de la teatralidad en la interpretación.


  • Contar de antemano lo que va a suceder, para que el espectador no se deje llevar por la intriga del argumento.
  • Romper la acción mediante canciones en cuyas letras se invita al público a reflexionar sobre algunos de los aspectos tratados en la obra.


  • Hacer aparecer en escena carteles que inviten a la reflexión o que sirvan para subrayar algunas de las ideas vertidas por boca de los actores.


  • Utilización de una escenografía antirrealista.



Otra corriente de este siglo a tener en cuenta es la que ha sido nominada como Teatro de la crueldad cuyo máximo ideólogo es Antonin Artaud que fue un director de escena y teórico del teatro con un concepto muy revolucionario del arte escénico.


Algunos de los elementos que caracterizan su teoría dramática son los siguientes:
-- Rechazo de la importancia del texto literario. Para Artaud lo importante es el espectáculo total, integrado por el texto literario, pero también por la música, las luces, los gestos, el maquillaje… incluso puede estar ausente el lenguaje (obras sólo gestuales; por ejemplo, Tricicle).

-- El teatro debe agitar masas, debe perturbar, mediante la utilización de temas como el amor, el crimen, la guerra, la locura, etc. Presentar un crimen por medio de la poesía, es mucho mas chocante que presenciar la ejecución de el crimen mismo. La música, las luces, los sonidos, juegan un papel importante, aunque nunca deben ser más allá que accesorios

-- Recuperar con sus espectáculos los orígenes del teatro (ceremonia religiosa, rito, fiesta…)

-- Acabar con la pasividad del espectador tradicional, provocándolo con imágenes violentas (de ahí el nombre de “teatro de la crueldad”).

   
MIS FUENTES:


HISTORIA BASICA DEL ARTE ESCENICO
CESAR OLIVA , CATEDRA, 2005





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada